navidad votada

 

Estas líneas están escritas antes de conocer el resultado de las elecciones navideñas. Porque este año, por primera vez, hemos elegido en las urnas a los Reyes Magos o a Papá Noel, cada cual escoja. Y es que este año jugamos con ventaja, los regalos y las dádivas nos van a llegar a través de unas elecciones generales.

Pero siento tener que aguarles la fiesta un poquito, espero que los del cava lo entiendan. Se ha hecho tan mal en los últimos años que la que nos espera va a ser pequeña, no digo que igual a lo ocurrido hasta ahora, pero se acerca, aunque de menor duración. Menos mal que una parte del país parece haber recuperado la ilusión y no solo me refiero a aquellos que se sientan ganadores en la contienda dominical.

El país necesita ilusionarse. Igual que el sector financiero se mueve basado en la confianza, los países avanzan cuando sus habitantes son capaces de ilusionarse, cuando descubren un objetivo común que les haga sobreponerse a las penurias. Porque existen problemas que solo desde el esfuerzo colectivo se logran superar. Y estarán conmigo en que hemos tirado por la borda algunas cuestiones que nos unían y se han abandonado algunos anhelos que nos empujaban.

Adorno navideñoPara terminar esta entrada quiero compartir con todos ustedes la felicitación que le he enviado a mis familiares, amigos y clientes,

Nos lo han puesto difícil. Los supermercados con las mesas de turrones en noviembre, ya estamos empachados; el anuncio de la lotería con muñecos, qué poco sentimiento, y para rematarlo, con elecciones casi en nochebuena. Que nadie se apure, por primera vez, ¡en nochevieja habrá fútbol!

Las navidades son navidades y no se deben mezclar con otros asuntos, ni tan siquiera adelantar en el tiempo. Necesitamos más sosiego, más comunicación, no solo 140 caracteres, más ternura, no muñecos de imitación; tanta modernidad puede llevarse por delante la autenticidad.

Todo esto no es melancolía. Es que me parece que nuestra comunicación puede haber aumentado en frecuencia, al tiempo que se ha reducido en intensidad. Por eso os animo a mantener la cordialidad y ese pequeño gesto que nos recuerda, aunque solo sea por unos días, que somos capaces de transmitir. Para empezar, os deseo Feliz Navidad y que 2016, redondo aniversario para unos cuantos, nos permita ser más verdaderos en la comunicación.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Un comentario en “navidad votada

  1. Lázaro González

    Felicidades Pedro por ser un profesional que nos hace pensar siempre y por avisarnos de la que se nos puede venir encima. No basta constituir un gobierno estable como dicen algunos. Hay que saber gobernar los acontecimientos económicos. Y lo que ha pasado en los cuatro últimos años ha sido más bien un desgobierno.
    No basta pedir a la oposición que facilite la gobernabilidad. Hay que decir qué es lo que se quiere gobernar.
    Felices Fiestas

     
    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *