paro y depresión

 

Personas que me conocen, y siguen el “real de a ocho”, me han preguntado por qué no he escrito del paro, del desempleo o de la ocupación hasta ahora. Siendo verdad, tengo que matizar que algo he comentado, alguna cosa he dicho. Pero bien es cierto que pocas y sin mucha trascendencia. La razón es que estaba esperando a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2014. Datos que ha hecho públicos el INE (Instituto Nacional de Estadística) el 29 de abril.

Lo primero que puedo decir es que los datos son muy deprimentes. Y eso que la información está ajustada con los datos del censo de población de 2011. Ajuste que se hizo público y se explicó una semana antes.

Alguien, poco formado y sin visión real de lo que ocurre en la economía española, se atreverá a afirmar que la caída del paro en 2.300 personas es un buen dato. Y dirá eso, apoyándose en que, según él, ese escueto dato marca un cambio de tendencia. Normalmente estos tendentes, de tendencia y no de tender puentes de unión, suelen estar apuntados al largo plazo, a las expresiones rimbombantes y, en algunos casos, al descaro más ramplón. Estoy seguro de uno de los que hablará en este sentido, uno que sabe mucho de manteca ‘colorá’.

Pues bien, esperaba la EPA del primer trimestre de 2014 porque, aunque en España el primer trimestre no es bueno en materia de empleo, dicha encuesta nos transmitiría los efectos de las reformas implantadas, ya suficientemente rodadas, y veríamos si los datos confirmaban que habíamos tocado suelo. Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que desconocemos donde se encuentra el suelo. Estamos en caída libre, la caída ya no es ni protegida.

Ocupados

Fuente: INE y elaboración propia

En el primer trimestre de 2014 se han destruido 185.000 empleos, lo que significa que la economía está parada. Por primera vez desde el primer trimestre de 2003 el número de ocupados se sitúa por debajo de los 17 millones de personas. La tasa de actividad se reduce en 187.000 personas, la mayor caída en un primer trimestre desde 2011. Desde finales de 2012 el número de activos se viene reduciendo, en tasa anual, y en este primer trimestre la reducción es del 1,82%.

Los datos anteriores, que son los que se esconden detrás de los primeros titulares de prensa, reflejan que la economía española sigue reduciendo su tamaño. Ya sabemos que hay una capacidad productiva instalada desocupada y ello significa que se pueden producir incrementos de actividad sin incrementos de empleo. Pero en una economía que ha perdido componente industrial, los aumentos de actividad, sin aumento de empleo, solo es posible, a partir de un determinado momento, si se generaliza un empleo, seamos discretos en el adjetivo, basura. Un artículo de prensa, “La sustitución de trabajadores asalariados por ‘falsos autónomos’ se acelera”, habla de algo parecido a lo que estoy diciendo.

Veamos una referencia al nivel de actividad de nuestra economía. Se define a la población activa como el conjunto de ciudadanos que están en edad de trabajar y quieren trabajar, se incluye a los ocupados y a los parados. Pues bien, analicemos el nivel de población activa en nuestro país. Tengamos en cuenta que el porcentaje de población activa es muy importante para determinar el potencial de crecimiento de la economía de la que estemos tratando.

Activos

Fuente: INE y elaboración propia

A la vista de los datos, ¿dónde está la salida de la depresión? A veces nos preguntamos, ¿quiénes pagarán las futuras pensiones? Pues los ACTIVOS. Y si disminuyen, ¿quién las pagará?

Sepan que al final del primer trimestre de 2014 la tasa de población activa del tramo de edad comprendido entre los 55 y los 59 años es mayor que la del tramo comprendido entre los 20 y los 24 años. Al final del primer trimestre de 2014 solo en 7 comunidades autónomas la tasa de activos era superior al 60%, al final de 2011 eran 10 las comunidades o ciudades autónomas en que la tasa era superior al 60%. Al final del 2011 en 3 comunidades autónomas la tasa de activos entre los hombres era superior al 70%, al final del primer trimestre de 2014 este nivel no se alcanzaba en ninguna. Solo en 2 comunidades autónomas se ha superado la tasa de actividad del 60% entre las mujeres y ello en momentos puntuales.

Pero no nos desviemos, el nivel de actividad es descendente y las expectativas a futuro es que siga cayendo. El dato del padrón continuo a 1 de enero de 2014, publicado por el INE el 22 de abril, nos dice que la población en España ha descendido en 405.000 personas, aproximadamente. Este descenso viene motivado por la marcha de 545.000 personas extranjeras, en edad laboral, que han salido de España porque no tienen trabajo y el aumento de 141.000 españoles. Si desciende la población activa es fácil que no aumente el paro, pero ¿qué pasará con la economía española?

Tengo la sensación de que los gobernantes de la manteca ‘colorá’ actúan como si estuvieran enredados en el Across the universe (The Beatles). Piensen lo que quieran, su mundo, que también es nuestro, va a cambiar, con el agravante de que nos podría pillar a todos debajo de su cielo impostado.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *