precisión periodística

 

Cuando trabajas en departamentos de análisis económico, de cualquier entidad financiera o de algún organismo público, u operas en la compraventa de empresas, eso que en el argot se conoce como mergers & acquisitions, te exigen precisión, no en las previsiones, se exige en el manejo de datos históricos, porque son datos reales que solo requieren ser consultados. Bueno, eso dicen.

Un amigo, a pesar de haber sido mi jefe durante una larga etapa de mi vida y al que no cito por respeto, detectaba los errores al vuelo. Daba igual que estuvieran en la página diez que en la ochenta del documento, daba igual que hubiera un error o varios, daba igual si el documento estaba en soporte papel o electrónico. Tenía la inmensa habilidad de detectarlos, siempre. Exigía precisión, en los datos históricos y en los cálculos resultantes. Reconozco que ello me ha ayudado en mi vida, y mucho.

Deuda del Estado en Circulación

El domingo, al consultar la prensa económica, reparé en un artículo del diario digital Expansión.com, que se titulaba “Los extranjeros reducen su inversión en deuda en 4.772 millones en enero”, con el siguiente subtítulo “Los inversores extranjeros empezaron el año reduciendo su exposición a la deuda española en 4.772 millones en enero, con lo que acumulan ahora un total de 293.367 millones, el 42,61% del total.” Fíjense que habla de deuda, en general, y española, en total.

La contagiada precisión de mi amigo, además de jefe, hizo saltar en mí las alarmas, por las cifras que estaba leyendo, y abrí la calculadora de mi ordenador. Era fácil hacer un pequeño cálculo, si 293.367 millones eran el 42,61%, el 100% serían… 688.493 millones. Y esa cifra no se correspondía con los datos que estábamos manejando todos los preocupados, incluso los despreocupados, por la economía de nuestro país.

Y a la vista del dato resultante de esa simple operación aritmética decidí acudir a la fuente de los datos, el Ministerio de Economía y Competitividad, que tiene una web específica para ofrecer información sobre el Tesoro Público. Les invito a visitarla, pueden aprender como invertir en deuda del estado.

Y, hete aquí, que el dato era erróneo por dos motivos. Primero, la deuda de la que estaba hablando el artículo, deuda española, no era tal. Era deuda del estado, no incluía la deuda de las comunidades autónomas, entes municipales u otros organismos. Segundo, la deuda a la que se estaba refiriendo es a lo que técnicamente se denomina deuda sin desagregar, no a la deuda total del estado.

La deuda se puede desagregar en varios productos, si de un mismo título de deuda obtenemos, por división, un título por cada vencimiento de intereses y por su reembolso final. Esto se hace con bonos del estado para operadores financieros muy expertos. Lo importante es que el dato era IMPRECISO y por dos motivos.Deuda pública, información del Banco de España

El total de deuda del estado a 31 de enero de 2014, según la información ofrecida por el Ministerio de Economía y Competitividad era de 767.472 millones de euros, una pequeña imprecisión de casi 80.000 millones de euros, por lo que a deuda del estado se refiere. Si lo que se quiere es hablar de deuda pública, deuda española (en los términos del artículo), hay que acudir al Banco de España que en el último boletín disponible, el del 3º trimestre de 2013, nos informa que el total de deuda pública española al final de dicho trimestre era de 954.863 millones de euros.

Por favor, precisión. Máxime en la prensa especializada. El error en la información puede ser interpretado como manipulación y entonces pierde todo su valor.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

2 comentarios en “precisión periodística

  1. Schwarzkopf

    Olvidé comentar que me gusta el título del blog. Es ante todo muy español. Aunque probablemente no haya mucha gente que conozca su significado. Pero me gusta, además es muy imperial. Suerte

     
    Contestar
  2. Schwarzkopf

    Desgraciadamente es de todos conocida la imprecisión de los medios de comunicación. Sin ir más lejos, esta tarde europa press comunicaba que el Ayuntamiento de Madrid por un montante de 94 millones de euros procedía a la renovación del parque móvil de Bomberos, y que entre otras, dicho importe se sufragaría con la venta de usados. Nada más lejos de la realidad, a quién van a vender unos vehículos con una pila de años a cuestas y que solo valen para bomberos. Es difícil de creer que dicha venta pueda siquiera alcanzar al 5% de la operación. Adicionalmente el consejero encargado del asunto dice que la fórmula del renting les permite estar a la cabeza de la tecnología permanentemente; sin embargo los vehículos se fabrican ahora y son por 12 años no se renuevan cada 2 o tres así que dentro de 7 años estarán desfasados…. Lo dicho no hay precisión en la transmisión de información.

     
    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *