sicav y paro

 

Últimamente se ha hablado mucho de las SICAV (sociedades de inversión de capital variable), con motivo o sin él, especialmente para demonizar un plan de pensiones de parlamentarios europeos. A los efectos del asunto, empecemos por informar que las SICAV tienen las mismas ventajas fiscales que los fondos de pensiones o que los fondos de inversión. Utilizando un lenguaje un poco burdo, podemos decir que la diferencia es que las SICAV están limitadas, aparentemente, a las elites económicas y los planes y fondos de pensiones están pensados para el vulgo.

Pero a lo que iba, que me desvío sin querer por la influencia de los medios, las SICAV son sociedades de capital variable, con un mínimo legal y estatutario y un máximo estatutario, capital que fluctúa en función de las aportaciones de socios y de la valoración de la cartera en que se encuentran invertidos los fondos. Las SICAV pueden y deben recomprar sus propias acciones sin las limitaciones que son aplicables al resto de sociedades de capital. No existe el derecho de suscripción preferente para los que ya son accionistas. Pero, lo importante, quédense con ello, es que son de capital variable.

El miércoles, aunque con adelantos interesados desde el martes, conocimos las cifras del paro registrado a 30 de junio. El paro registrado es la cifra sobre ocupación que le gusta manejar a Rosell Lastortras, el presidente de la CEOE (la organización de los empresarios españoles). Porque a Rosell Lastortras no le gusta la EPA (encuesta de población activa) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) trimestralmente y que los expertos en la materia consideran la cifra válida para cualquier estudio. Para lo que sí le gusta la EPA a Rosell Lastortras, que procede del sector juguetero, aunque se ha hecho importante como consejero de grandes empresas, es para decir que “las amas y amos de casa se han apuntado a pedir empleo porque quieren ver si rascan algo”.

Ahora resulta que querer trabajar es malo, ya nos lo decía el Génesis. A veces tengo la sensación de que Rosell Lastortras, que trabajó en la juguetera Congost, aquella que vendía el Blandi Blub, se ha mimetizado con la masa verde y viscosa y se nos cuela por cualquier rendija, aprovechando sus pinitos periodísticos y políticos, para soltarnos semejantes “blandibluberías”.

FueraPero el gobierno, sesudo y ordenado, como haría un buen abogado del estado o un buen registrador, maneja el paro como se maneja una SICAV. Si los socios quieren recuperar su dinero, se recompran las acciones; en el caso del paro, reducimos la población laboral “expulsando” a residentes. ¿Que la sociedad se vuelve interesante?, pues se venden las acciones propias a los demandantes; en el caso del paro, autorizamos e incentivamos contratos a tiempo parcial, pero que “obligan” a realizar jornadas completas. Si no creen esto último pregunten, por poner un ejemplo, a los trabajadores de la hostelería en Canarias.

Pero Rosell Lastortras no sabía, cuando dijo esas lindezas y otras de similar jaez, que el INE iba a publicar las estadísticas de población a 1 de enero de 2014, con tan mala información. Por segundo año consecutivo, y en mayor medida que en el anterior, la población de España se ha reducido y de manera significativa. Y gracias a estos datos, de registro, siempre de registro, vamos contentar al presidente de la patronal española.

De acuerdo con la información del INE, la población residente en España se ha reducido desde el 1 de enero de 2012 al 1 de enero de 2014, 2 años, en 310.456 personas. Y si nos detenemos en el grupo de edad comprendido entre los 21 y los 65 años, la reducción ha sido de 476.775 personas. Y me concentro en este grupo porque es el más crítico en materia laboral. Esa reducción de población en ese tramo de edades, de 21 a 65 años, supone que son personas que se han marchado de nuestro país porque no encuentran una ocupación.

Olvidemos por un instante que no he tenido en cuenta los tramos de edad de 16 a 20 años y de 66 a 69 años, que también se consideran edad laboral, y olvidemos por un instante que no he tenido en cuenta la evolución de la población en los 6 primeros meses de 2014, que se considera que mantiene la tendencia de pérdida de población. Pues bien, a pesar de mis olvidos, el resultado es que si al paro registrado a 30 de junio le sumamos el número de personas que han abandonado España en el tramo de edad indicado (21 a 65 años), resulta que el número de parados registrados serían 5 millones de personas, aproximadamente.

Lo lamentable de todo esto es que, en esos mismos 2 años, la población de más de 66 años ha aumentado en 255.041 personas y la de 0 a 20 años se ha reducido en 88.722 personas. ¿Quién va a sostener el sistema en su conjunto? Porque ya no estamos hablando, exclusivamente, de un problema con las pensiones, hablamos de todo el sistema.

Sigamos jugando con el paro como si de una SICAV se tratase y a la vuelta de 2 años estaremos hundidos. Claro que siempre nos queda el consuelo de que Rosell Lastortras y el ministro que invierte en SICAVs vendrán a levantar el país ¿Por qué no empiezan ya?

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Un comentario en “sicav y paro

  1. la flauta magica

    Y ese señor porque no habla de las estafas de su predecesor en la ceoe o del señorito Arturo Fernández, paradigmas del choriceo.

     
    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.