una vez más

 

Llegan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del 4º trimestre de 2015 y hay que ver si los sonidos de las chirimías tienen razón de ser. Sirva lo de chirimía para recordar a D. Miguel 400 años después, ya que el gobierno saliente ha olvidado las fechas en las que nos encontramos. Y una vez más tenemos que discrepar, ni para tocar dulzainas sirven estos malos aprendices de gaiteros, pues los datos siguen poniendo de manifiesto que nada ha cambiado, al revés, ha empeorado la situación, por mucho que la banda de cornetines atruene los oídos de los ciudadanos.

Es cierto que el paro ha bajado respecto del que había a fin de 2011, pero 4 años para esto no merecería más comentario que un simple suelto en una página par de cualquier medio económico. Y vaya por delante que siento profundamente que esto esté así, me gustaría ser partícipe de una sociedad que resuelve sus problemas, no que los aumenta y luego parece que los ha arreglado. Siento desazón al contrastar la situación de cuando empecé a trabajar con la que se vive hoy, la angustia que deben sentir los jóvenes, el aparente sinsentido en el que están inmersos muchos estudiantes. No se despisten, aquellos que se forman y se forman con fruición saldrán adelante, pero la situación no deja de crear inseguridad en los estudiantes, hay que contribuir a evitarlo.

Pero entremos en los datos de la EPA del 4º trimestre de 2015. Simplemente me voy a fijar en la información que dicha encuesta proporciona sobre población (en viviendas familiares), activos, ocupados y parados, entre los dos momentos que marcan la legislatura, los 4º trimestres de 2011 y de 2015.

Sé que algunos lectores de este blog pensarán que lo mío no es insistencia, es pesadez, pero es que cada vez las chirimías suenan más fuertes y la tozuda realidad sigue siendo la misma. El paro se ha reducido en el 4º trimestre de 2015, con relación al 4º trimestre de 2011, desde 5.287,300 personas a 4.779.500 personas, una caída de 507.800 personas, dato alentador donde los haya. La población activa también ha disminuido, ha pasado de 23.440.300 personas a 22.873.700 personas, una bajada de 566.600 personas, dato grave donde los haya. Pero es que la población (repito que la EPA da población en viviendas familiares) ha disminuido en 392.300 personas, si tenemos en cuenta que la población de personas de 70 años y más ha aumentado en 367.500 personas, la caída de habitantes en edad laboral en estos 4 años ha sido de 759.800 personas.

Datos Encuesta Población Activa 4ºT 2015. Fuente: INEReducir el paro mediante una reducción de la población es algo que este país lleva haciendo desde tiempos inmemoriales. Pero alguien puede decir, habrán aumentado los inactivos, aquellos que se incorporan al mundo del trabajo. Pues no entre los de edad laboral. Entre el total de la población sí, como es lógico por el proceso de jubilaciones básicamente. Los inactivos totales han aumentado en 174.400 personas, entre la población en edad laboral han disminuido en 198.400 personas. Dicho de manera vulgar, no hay más vagos entre aquellos en edad laboral.

Para que se acerquen a la realidad del mercado laboral, con otro enfoque, sobre la situación del desempleo y las políticas de empleo, les dejo esta referencia, francamente interesante, Florentino Felgueroso y Marcel Jansen en Nada es Gratis.

Es muy posible que haya personas a quienes lo único que les importe es que el número de parados ha disminuido y la tasa de ocupación, sobre el total de activos, ha aumentado. Pero ya sabemos lo que pasa con las variaciones relativas, las tasas, que pueden ser consecuencia de una disminución elevada del denominador, como es el caso, y llevan a pensar que estamos en una situación de mejora. El nivel de actividad, es decir, la proporción de activos sobre total población, ha disminuido en estos 4 años.

Y vuelvo a insistir en el problema que supone para la economía española esta significativa reducción de la población en edad laboral, ¿quién pagará las cotizaciones necesarias para pagar las pensiones? Piensen por un momento que, si el nivel de ocupados ha disminuido en estos 4 años en 58.800 personas y los salarios han disminuido desde 2008, como pueden comprobar en este artículo, también en Nada es Gratis, de Samuel Bentolila, las interrogantes que sobre el futuro del sistema de pensiones público se suscitan son muchas. Todo ello sin contar en que se está produciendo un envejecimiento del país y, siento decirlo un poco bruscamente, un envejecimiento del país conlleva unos costes sanitarios mayores, es decir, más gasto público.

Así que, de tocar las chirimías, nada de nada, ni tan siquiera silbatos. Para eso ya están los árbitros de fútbol y lo hacen francamente mal. No les copiemos. No nos dejemos llevar por lo aparente, reducimos el paro, pero porque expulsamos del país a trabajadores. Por cierto, en este país no se discrimina a nadie, expulsamos por igual a trabajadores españoles que a extranjeros, faltaría más.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Un comentario en “una vez más

  1. Ascension Rivas

    La gente vive en falsos paradigmas.
    No se vive en la realidad. A veces es tan terrible que no queremos verla.
    Lo que se dice en este artículo minucioso y claro.
    Cuidado con algunos medios de comunicacion, que crean falsas tendencias de opinion.

     
    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *