Archivo de la Categoría: Competencia

google no, frob sí

Esta es la entrada número 200 en este real de a ocho. Lo digo sin pretensión alguna, aunque debo reconocer que es gratificante haber llegado hasta aquí, es un simple dato para aquellos que gustan de las celebraciones. Y esto me ha empujado a ser un poco atrevido para comentar dos noticias habidas en los ámbitos económicos en los ... Leer más

simplemente, mercado

La palabra mercado se la escuché por primera vez a mi padre, ese fino analista al que me he referido en otras ocasiones. Mercado era algo que le preocupaba en grado sumo. Tanto le preocupaba que para tomarle el pulso a cualquier ciudad le gustaba visitar sus mercados físicos a las primeras de cambio. Por esa razón dedicaba el tiempo ... Leer más

menos popular y sin prisa

Superadas las pasiones, las altas, las bajas y las mediopensionistas, que tan bien quedaron retratadas en Los Gozos y las Sombras de Gonzalo Torrente Ballester (si van a Santiago de Compostela, no duden en visitar la fundación que lleva su nombre) y de cuya emisión por TVE se cumplen ahora 35 años, antigüedad nada exenta de actualidad para algunos, ... Leer más

¿cuántas crisis?

Hace casi 3 años, en los inicios del real de a ocho, publicaba el artículo ‘crisis simultáneas’, en el que ponía de manifiesto que la revolución tecnológica había puesto patas arriba el mundo predecible en el que estábamos instalados con anterioridad. No sabría establecer con certeza en que momento empezó esa revolución o que causa fue la que ... Leer más

uno de nuestros blufs

El primer jefe que tuve, verdadero jefe añado, excelente persona y excelente profesional, comentaba con soltura, allá por los tiempos en que este país se despedía de la dictadura, que ésta permitía como válvula de escape que cualquiera pudiera criticar, incluso con fiereza, a la RENFE. Según decía era una forma, como otra cualquiera, de aparentar que existía la ... Leer más

Google es un monopolio, ¿y?

Después de haber leído mucho de los regeneracionistas, que, todo sea dicho, han aflorado como setas en los últimos tiempos, he comprendido, para disgusto de algunos, que no habrá regeneración si no hay un cambio de paradigma, perdonen el esnobismo. Sí, un cambio de actitud ante la realidad económica que nos circunda, un cambio ante los desafíos que, en lo económico, representan otros países, un cambio ante la situación de deterioro en la realidad de nuestras ciudades, comenzando

fiasco

Pero todo órgano que se precie necesita el famoso minuto de gloria para ser recordado en los libros de historia y que así los anales den testimonio de su valor y de que son imprescindibles. Antes o después se presenta la ocasión. Y esperando a Godot, digo al minuto de gloria, el punto álgido se alcanzó el pasado viernes cuando nos enteramos que el TACRC había aceptado una, solo una, de las muchas razones alegadas por Bombardier