crisis simultáneas

 

Cerca de mi casa hay un local comercial, de unos 250 m², que no se ha ocupado por actividad alguna desde que se construyó el edifico en que se ubica. Y de eso hace ya unos 10 años. Este hecho podría parecer algo intrascendente si no fuera porque refleja una realidad extendida por toda la ciudad, el excedente de locales comerciales, especialmente los de mayor superficie. Quizá no nos hayamos parado a ver que han cerrado oficinas bancarias, que han cerrado concesionarios de fabricantes de coches y los que permanecen no necesitan locales tan amplios. El paradigma de construcción de edificios ha cambiado, ello implica crisis en el sector, pero no lo estamos asumiendo debidamente.

Tan acuciante es ese cambio de paradigma, para los propietarios de los locales comerciales, que no saben que hacer con ellos para rentabilizar la inversión. Existen multitud de barrios, no céntricos, en los que los antiguos locales comerciales se están transformando en viviendas. Lamentablemente, en algunos casos, estas reformas se hacen con mal estilo y sin cuidar el aspecto exterior. Es una pena porque ello podría servir para adecentar las fachadas de las edificaciones, que en términos generales están bastante deterioradas.

LocalcomercialsinusarCuando uno entra en unos grandes almacenes o en una gran superficie comercial, es fácil comprobar que el departamento de fotografía, si sigue existiendo, se ha reducido de tamaño drásticamente. Es consecuencia del avance tecnológico, no necesitamos comprar “carretes” de fotografías, ni tan siquiera revelarlos. Consecuencia de todo ello, las tiendas especializadas del mundo de la fotografía van desapareciendo de forma paulatina. Qué pocas van quedando a las que acudir para consultar o conocer las últimas novedades. Las empresas que se dedicaban al revelado profesional no existen y han cerrado sus laboratorios. Los estudios de fotografía se han reducido al mínimo, pues ya no se hacen colecciones o álbumes de fotografías en papel. Se ha perdido “el sepia”, como se perdió “la Kodak”.

¿Cuánto tiempo hace que no visitan una librería?, ¿Cuántas han visto cerrar? Nuestras queridas librerías están cerrando. Días antes de celebrarse el del libro, 23 de abril, se conocía que la cadena FNAC tenía a sus empleados en huelga, por causa de las reducciones salariales que quiere aplicar la empresa. Y ello como consecuencia de la caída de ventas que están sufriendo. Para comprar libros ya no hace falta ir a una librería, ni tan siquiera ocupan espacio en los estantes de la biblioteca doméstica. Hoy en día resulta complicado hacer la cita de un texto extraído de otro libro, si es que está en formato electrónico, pues es posible que ya no haya número de página al que referirse.

¿Siguen comprando los periódicos en papel? Nuestros queridos kioscos sobreviven como pueden, algunos ya han empezado a preparar el cierre. En algunas ciudades, en que no son kioscos y la venta de prensa se hace desde locales comerciales convencionales, se defienden acumulando oferta de productos de lo más diverso para subsistir. Internet ha llevado a la prensa escrita, en formato papel, a una situación límite. Recuerden que no hace muchos meses, el dueño de Amazon compró el famoso periódico The Washington Post por 200 millones de euros, aproximadamente, ¿qué vale entonces cualquiera de los periódicos españoles más destacados?

¿Han comprado un vehículo en los últimos 5 años? Nada que ver con los anteriores, las revisiones se efectúan cada 15.000 o 20.000 kilómetros, ya no es necesario eso de “hacer el rodaje”, el motor es un bloque compacto al que solo acceden los expertos. Ni siquiera podemos hacer el cambio de las lámparas cuando alguna se funde, ya no hay que llevar un repuesto de lámparas en el vehículo como antaño. La evolución tecnológica de los vehículos ha puesto en jaque a muchos talleres de reparaciones, incluso de los concesionarios oficiales.

Podría seguir exponiendo crisis que se están simultaneando con la CRISIS. Quizá lo correcto sería afirmar que, muy probablemente, la CRISIS sea fruto de las diversas crisis que se han acumulado a un tiempo, algo que no es nuevo en la historia, pero que ahora nos parece más grave, pero porque nos ha tocado a nosotros. ¿Imaginan lo grave que debió ser para muchos sectores de actividad la aparición de la maquina de vapor? Pues al final fue una gran revolución, no fue el apocalipsis para la humanidad.

Es cierto que estamos en CRISIS, pero las otras crisis han abierto muchas oportunidades, pues han aparecido nuevas profesiones, nuevos empleos, nuevas actividades. Profesiones, actividades y empleos que hace, simplemente, 10 años, los mismos del local vacío, ni podíamos imaginar. Retiremos el plomo de abandono y sumisión que han puesto sobre nosotros e intentemos ver por encima de la CRISIS, bien es cierto que nos deben dejar empinarnos, y volquémonos en las oportunidades, las que han llegado y las que están por llegar, y que no podemos dejar pasar.

Y no las podemos dejar pasar porque los tiempos están cambiando, el enlace anterior corresponde a una versión diferente de la famosa canción en una actuación única de Bob Dylan. Para los que no dominen el inglés y no conozcan que dice la canción, les dejo este otro enlace donde podrán acceder a la versión más conocida y a una traducción de la letra. Y para los que gustan de lo atrevido les dejo esta versión sorpresa, poco frecuentada.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *