SAREB se oculta

 

Cuando la mayoría de las sociedades que cotizan en los mercados bursátiles han presentado sus cuentas del ejercicio 2014 y, algunas, se preparan para facilitar información sobre lo ocurrido en el primer trimestre de 2015, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, S.A., conocida por sus siglas SAREB y también como banco malo, aún no ha presentado sus cuentas del ejercicio 2014. Y eso que esta sociedad cuenta con una de las plantillas laborales mejor pagadas de España, como pueden comprobar aquí.

Sabemos que el Presidente de la sociedad, presentó ante los medios de comunicación, el 31 de marzo de 2015, algunos datos en los que pretendió vender como una ventaja la dotación de provisiones por saneamiento de activos a que le ha obligado el Banco de España. Basta con leer el titular para darse cuenta de que vendemos como éxito un problema. Eso sí, más adelante se reconoce el porqué de la prudencia a que les obliga el Banco de España: “El grueso de la cartera de préstamos saneados (628 millones) corresponde a créditos sin garantía real que están impagados y en concurso, y que Sareb ya preveía en su plan de negocio ir provisionando a lo largo de la vida de la sociedad.”

Pues bien, a esta fecha, no conocemos los estados financieros ni las cuentas anuales y ello sorprende porque sí se conoce el informe sobre Política de Retribuciones y que, según se afirma en la página web de la entidad fue sometido a votación consultiva de la Junta General de Accionistas celebrada el 14 de Abril de 2015, que lo aprobó por unanimidad. Y como el propio informe refleja que el mismo se presentará en la Junta General de Accionistas en que se presenten las Cuentas Anuales de la entidad, hemos de suponer que las Cuentas Anuales de la SAREB se aprobaron el 14 de abril de 2015, ¿por qué entonces aún no son públicas?, ¿hay miedo por dar explicaciones en un periodo preelectoral? No me extrañaría que ello fuera así.

Salón de apuestas a espaldas de la sede de SAREB

Salón de apuestas a espaldas de la sede de SAREB

Y es que salvo estas muestras de cómo hacer de la necesidad virtud, poco sabemos de la SAREB, de la que conviene recordar que el Estado tiene el 45%. Ya en 2013, en concreto en octubre de 2013, SAREB hizo público que, en un alarde de generosidad, iba a ceder temporalmente 2.000 viviendas a las comunidades autónomas para ayudar a desarrollar su política social. En julio de 2014, 9 meses después, se firmó el primer acuerdo con la Generalitat de Catalunya para la cesión de 600 viviendas durante 4 años. Cataluña, cuna de Catalunya Banc (antigua Catalunya Caixa) se quedaba con el 30% del paquete, ¿razones de tan alta cuantía con relación al resto? Se desconocen.

En Febrero de 2015, otros 9 meses más tarde, alcanza un acuerdo con el Gobierno de Aragón para cederle, atentos, 80 viviendas. Y en marzo de 2015 se alcanza otro acuerdo de altos vuelos, por el que se ceden 50 viviendas a la Xunta de Galicia. 19 meses después de anunciado el plan se han firmado acuerdos con 3 comunidades autónomas y se han cedido 730 viviendas de las 2.000 anunciadas. No olvidemos que la vida de la SAREB está limitada en el tiempo a 15 años, según los propios estatutos de la sociedad. A este ritmo para cuando quiera ceder las 2.000 viviendas va a tener que recuperarlas.

Saben que para financiarse y pagarles a las entidades bancarias con problemas la adquisición de activos financieros e inmobiliarios, SAREB emite deuda con el aval del Estado, es decir que si SAREB no pudiera pagar, pagaríamos todos los españoles, no los accionistas de SAREB, los españoles. Y con esta premisa en su funcionamiento, el colmo del lenguaje manipulador de SAREB y de su atrevimiento le lleva a afirmar, en la página dedicada a responder a supuestas preguntas frecuentes, que en estos dos años le ha ahorrado a las arcas públicas 5.000 millones de euros por la amortización de deuda ¿Estamos de enhorabuena los españoles? ¿Debemos asustarnos y esperar que el resto de la deuda no la pueda pagar? ¿Significa esto que los muy bien remunerados gestores de SAREB nos están haciendo un favor?

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *