menos población

 

Con la breve entrada de hoy inicio una serie de artículos, sin fecha fija de publicación, en los que intentaré acercarme a la realidad de la población española. La población es un elemento básico en cualquier análisis económico que se precie y es un factor fundamental para multitud de cuestiones que afectan a nuestras vidas, en lo cotidiano, no en cuestiones esporádicas. El dato de población, mejor dicho, el número de habitantes de una determinada edad nos permite saber, por ejemplo, el número de pensiones a las que debe de hacer frente el sistema y la evolución de la población nos permite hacer estudios sobre las necesidades escolares o la demanda de servicios sanitarios, por poner otros ejemplos diferentes.

En definitiva, conocer la situación de la población del país y las estimaciones de su previsible evolución nos permite concretar decisiones de política económica e, inclusive, decisiones de gestión empresarial. Y llegados a este punto lo primero que debo afirmar es que la población española, o dicho más exactamente, el número de habitantes, su evolución en los últimos años, su estructura y las previsiones de lo que ocurrirá en el futuro, es, en todos los casos, muy preocupante.

Muy recientemente nuestro querido Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos de la Estadística del Padrón Continuo a 1 de enero de 2014, que junto con los datos de años anteriores nos va a permitir hacer el análisis oportuno.

En el siguiente gráfico pueden ver la evolución de la población de hombres y mujeres desde 2008 hasta 2014 (en ambos casos a 1 de enero de cada año) y comprobar que, adicionalmente a la caída de población que se produce a partir de 2012, se observa un mayor descenso en el número de hombres que en el de mujeres y ello podría ser debido a consecuencias relacionadas con la crisis económica.

Total mujeres y hombres en 2008-2014. Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Total mujeres y hombres en 2008-2014. Fuente: Instituto Nacional de Estadística

En concreto el nivel de población masculina en 2014 es inferior a la que había en 2009, mientras que en el caso de las mujeres es muy parecida a la que había en 2010. Del estudio combinado y más detallado de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2014, recién publicada, y los datos de población a que me refiero en esta entrada, podremos obtener algún indicio del por qué de este diferente comportamiento en la evolución de la población masculina y femenina.

En la tabla que se incluye más abajo se puede ver la evolución de la población, por grupos de edad, en el periodo 2008-2014. La información más relevante que podemos obtener de la tabla, además de la significativa reducción de la población con relación al techo alcanzado en enero de 2012, es que la población de menos de 5 años, que había comenzado en 2012 una senda de declive, ha alcanzado en 2014 un nivel inferior al de 2008. Esto es un muy mal augurio para el futuro. Otros estudios sobre población ya nos anuncian que, muy probablemente en 2015 o a más tardar en 2016, se empezará a producir una disminución de la población por causas naturales, mayor numero de fallecimientos que de nacimientos.

TotalHabitantes20082014Porque lo cierto, actualmente, es que la reducción de población se está produciendo por un regreso a sus países de origen de inmigrantes llegados en años anteriores y una emigración de españoles. Y en ambos casos por la crisis económica. Aunque sorprendentemente este fenómeno no se inicia con la llegada de la crisis, año 2008, ni siquiera en el año del desbordamiento en materia de desempleo, año 2009.

Entrando en más detalle podemos ver que la población mayor de 65 años ha pasado de ser el 16,5% de la población total en 2008 al 17,9% en 2014. No solo aumenta su peso en términos relativos, también lo hace en términos absolutos, ha pasado de 7.633.000 habitante, aproximadamente, a 8.366.000 habitantes, aproximadamente. Si las personas que dependen del sistema de pensiones aumentan y la población disminuye en el tramo de edad laboral, se nos presenta un negro panorama. Y digo esto último porque la población en edad laboral, de 16 a 64 años, ha pasado de 31.410.936 personas en 2008 a 30.854.919 personas en 2014, una disminución de 556.017 personas.

Un país que pierde población, potencialmente activa, puede estar condenado a sufrir una fuerte apnea económica en el futuro. Algunos ya empiezan, cuando menos, a recoger el dato de esta disminución; quizá mañana empiecen, por fin, a reflejar la preocupación que este dato transmite.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Un comentario en “menos población

  1. Schwarzkopf

    Mientras que la visión de nuestros gobernantes sea cortoplacista, no encontraremos nunca solución de futuro.

     
    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *