monopolio y más

 

En teoría, solo en teoría, en España disponemos de un organismo dedicado a velar porque exista competencia, es decir, porque exista economía de mercado, porque no existe mercado si no hay competencia. No obstante esta de la competencia es la condición necesaria, la suficiente es que exista información sobre los operadores. El organismo encargado de vigilar que se cumple esa teórica condición necesaria, competencia, para que haya mercado, se denomina Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), nombre rimbombante donde los haya, del agrado de alguna engolada y retórica miembro del gobierno. Gobierno que hace todo lo posible por inmiscuirse en su labor. Deben saber que este organismo, con otros nombres y competencias legales, existe desde hace muchos años, no es nuevo, aunque nos lo hayan querido vender como tal.Logotipo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia

La defensa de la competencia es vital para que los consumidores accedan a los productos o servicios a precios razonables. Las empresas, en términos generales, tienen vocación de monopolio porque ello les permitiría controlar el mercado y, al final, determinar el precio y obtener beneficios excesivos, porque ya no sería un mercado. Por eso son tan necesarios estos organismos que vigilan y defienden la existencia de una economía de mercado. Pero dicho lo anterior, no crean que los organismos de defensa de la competencia los inventaron peligrosos enemigos de la economía de mercado, marxistas embozados, los inventaron los defensores de la competencia, convencidos de que con ello ayudaban al desarrollo económico y a la defensa del interés general.

El martes 25 de noviembre el blog ¿Hay Derecho?, que se distingue por hacer propuestas de regeneración democrática, especialmente a través del libro de igual título escrito por un colectivo que se hace llamar Sansón Carrasco, publicaba una entrada sorprendente. Nos anunciaba que el presidente de la CNMC se había reunido de forma privada y discreta con los primeros espadas de las más importantes empresas de este país y, como para justificar esta actuación impropia en una economía de mercado, nos ofrecía el, supuesto, texto del discurso que el presidente de ese organismo dirigió a los asistentes al encuentro.

Empezaré por decir que el discurso es muy novedoso, pero confidencial. Que en él se dicen cosas muy ilustrativas, pero en términos confidenciales. Y que en un país en el que brillara la economía de mercado, tal encuentro no habría tenido lugar, por mucho que nos den a conocer ese supuesto discurso, pues ni sabemos de su certeza, de lo comentado antes o después del mismo, de lo ocurrido o de lo acordado. ¿Recuerdan aquello de que la mujer del César no solo ha de ser honrada sino que además debe parecerlo? Pero la defensa de este supuesto adalid, el presidente de la CNMC, de un comportamiento honrado es fruto de la falta de hábito de los defensores de situarse en una economía de mercado. Regeneración, por supuesto, pero con competencia. Es difícil entender ese concepto, competencia, cuando se interviene en la economía desde profesiones reguladas, notarios, funcionarios, profesores de universidad, o cargos políticos que no se han ocupado de ella, la competencia.

En 1999 nace COMPAÑÍA DE DISTRIBUCIÓN INTEGRAL LOGISTA, S.A., más conocida como LOGISTA, en el comunicado que remitieron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), del que no puedo ofrecerles el enlace por su antigüedad, se podía ver como se las gastaban las empresas en España, un acuerdo del 15 de junio se comunica el 6 de septiembre, con entrada en la CNMV el 20 del mismo mes, lo que se llama transparencia. Esta sociedad, LOGISTA, es la resultante de la unión de MIDESA y la División de Distribución de Tabacalera, S.A. Los pormenores de la unión y las valoraciones utilizadas no es el objeto de este post, aunque debería serlo de los analistas. La distribución mayorista del tabaco era un monopolio de hecho, que debería de haber desaparecido hace muchos años, al menos más de 20. Pero LOGISTA, controlada desde el gobierno, fue un brazo armado muy útil para ciertos menesteres, como el de adquirir un porcentaje significativo en la teórica privatización de IBERIA.

Logotipo de LOGISTAEse monopolio de hecho nunca ha desaparecido, por unas u otras vías, se ha mantenido intacto. Con otros nombres, con salidas a bolsa, con exclusiones de los mercados bursátiles, LOGISTA ha seguido detentando el monopolio de hecho de la distribución mayorista de tabaco en España. Con el agravante de que dicha empresa ha ido aumentando sus actividades y ha multiplicado por 4 su volumen de negocio y por 2 el de los resultados en los últimos 15 años, lo que tampoco es para que suenen las fanfarrias, pues entonces operaba en un país y 15 años después está en 6. Lo crítico es que esa situación de monopolio ha sido bendecida y autorizada por la CNMC y afecta a la distribución de paquetería, tabaco, productos de farmacia, publicaciones, droguería, timbres del estado, tiendas de conveniencia, telefonía, etc., pues esta empresa ha construido su imperio desde una posición de monopolio de hecho en un sector, sin competencia, que le ha permitido introducirse en otros con clara ventaja de oportunidad respecto de otras empresas. Vamos lo que en el argot se denomina abuso de posición dominante.

Y hablo de imperio porque LOGISTA, aunque ha vuelto a cotizar en los mercados de valores desde julio de 2014, es una sociedad filial del grupo IMPERIAL TOBACCO, una sociedad británica, que posee el 70% de sus acciones. ¿Dónde está ese director de la CNMC tan ágil y perseguidor de las posiciones de monopolio que, sin embargo, permite esta situación? Compañía que, a pesar de las recomendaciones de la CNMV, no publica en su web la oportuna información financiera completa, ni sabemos si cotiza en bolsa la emisora de la información que se sigue llamando sociedad unipersonal o es otra sociedad integrada en esta última.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *