Archivos de la etiqueta: Población

somos menos y pagamos más

El calor nos afecta a todos y las altas temperaturas de este mes de junio unidas a los problemas sanitarios de personas allegadas, felizmente superados, me han debido alterar en demasía, porque la entrada de hoy es muy poco correcta, políticamente hablando. Así que luego no se quejen, están advertidos de los atrevimientos que me he permitido incluir. Y es ... Leer más

una vez más

Es cierto que el paro ha bajado respecto del que había a fin de 2011, pero 4 años para esto no merecería más comentario que un simple suelto en una página par de cualquier medio económico. Y vaya por delante que siento profundamente que esto esté así, me gustaría ser partícipe de una sociedad que resuelve sus problemas, no que los aumenta y luego parece que los ha arreglado

al final de la escapada

À bout de soufflé, presentada en España como Al final de la escapada, es una película francesa de 1960, en blanco y negro, dirigida por Jean-Luc Godard, autor del guión en colaboración con François Truffaut, e interpretada, en los principales papeles, por Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg, me ha venido a la memoria al conocer los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) del 3º trimestre de 2015. La EPA es una operación estadística que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y se considera la mejor información sobre el mercado laboral

menos población

Con la breve entrada de hoy inicio una serie de artículos, sin fecha fija de publicación, en los que intentaré acercarme a la realidad de la población española. La población es un elemento básico en cualquier análisis económico que se precie y es un factor fundamental para multitud de cuestiones que afectan a nuestras vidas, en lo cotidiano no crean que en cuestiones esporádicas. El dato de población, mejor dicho, el número de habitantes de una determinada edad nos permite saber

población y empleo

A veces tiene uno la sensación de que por mucho que diga las cosas y por más que las explique, o por mejor decir, intente explicarlas, no se capta el mensaje por aquellos a quienes va dirigido. Y aunque ello puede ser descorazonador, lo que debe servir es para animar a redoblar el esfuerzo para hacer llegar la idea principal. Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, es difícil llegar por el ruido que se produce para, precisamente, impedir que la idea llegue a los destinatarios