404 not found

Si te gusta, comparte...

Dicen los manuales al uso que “404 not found” es el indicativo del error que se produce al no existir la página solicitada a un determinado servidor en Internet. Es decir, se ha pedido algo que no existe o que ha dejado de existir, aunque alguna vez existió.

Las Cuentas Anuales del ejercicio 2013 de la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, S.A.), que preside Belén Romana, nos informan que las pérdidas en dicho ejercicio, antes del impuesto sobre sociedades, han sido de 404 millones de euros, aproximadamente. Es decir, no está disponible la página de beneficios. Y eso que el Ministro de Economía nos advirtió que estaría disponible.

Pero lo anterior no es totalmente cierto, las pérdidas, antes del impuesto sobre sociedades, en el ejercicio 2013 han sido de 783 millones de euros, solo que 380 millones se han cargado contra Patrimonio neto, contra reservas. Otro ‘not found’, porque esta sociedad no ha generado reservas en sus 14 meses de vida. Los 380 millones se han cargado contra la Prima de Emisión de acciones que desembolsaron los accionistas al constituir la compañía, así como en la ampliación adicional llevada a cabo en 2013. Porque, a lo mejor no lo saben, la SAREB ha ampliado su capital social antes de transcurrir un año desde su constitución. El Patrimonio neto asciende a algo más del 50% de los fondos desembolsados por los accionistas, entre Capital y Prima de Emisión. Y no olvidemos que el 45% de esos Fondos propios son del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), sector público.

viviendasenMadridLas Cuentas Anuales, que forman parte del Informe Anual, están formuladas por el Consejo de Administración el 26 de marzo de 2014 y el informe de auditoría tiene fecha de 27 de marzo, la misma en que la SAREB distribuyó la nota de prensa en la que se hacían públicos algunos datos, pero no la totalidad del informe. ¿Si no estaba listo para su publicación por qué tiene esa fecha?, ¿Cuándo se ha hecho público y por qué si no ha sido aprobado aún por los accionistas?

La nota de prensa distribuida decía en uno de sus párrafos: “El resultado neto del ejercicio fue negativo en 261 millones de euros, tras realizar saneamientos por 259 millones en su cartera de préstamos” Con lo que pretende dar a entender que las pérdidas son casi idénticas al saneamiento de la cartera de préstamos. Pues no, se olvidan los 380 millones de pérdidas cargados contra Patrimonio neto por ajuste de valor en unos derivados de cobertura y la ilusión contable de los 142 millones de ingresos reconocidos por el impuesto de sociedades que no sabemos cuando se recuperarán, ¿Dará tiempo a recuperarlos en los 14 años de vida que le quedan a la SAREB, según la ley de creación?

Pero nadie quiere hacer preguntas, seguramente incómodas. Ya el cambio de director general por un consejero delegado, el primero de perfil inmobiliario y el segundo de perfil bancario, sin suficiente explicación, no fue una buena señal. Cambio diferido en el tiempo, pues entre la supuesta dimisión del primero y el nombramiento del segundo han transcurrido algunos meses. El cambio de dos consejeros independientes, notario y registrador de profesión, ambos en activo, por otros de su misma profesión, pero retirados, sin explicitar la causa, tampoco es una buena señal. Y algunos de los miembros del consejo, dada su edad, parecen ocupar el puesto en agradecimiento a servicios prestados en un muy lejano pasado.

Y desde que se constituye la SAREB hay una pequeña circunstancia en la composición de su accionariado que llama mi atención, sin encontrar explicación, ¿Por qué no es accionista el BBVA? Me gustaría conocer las razones de BBVA y la posterior penalización que el gobierno impuso a BBVA en sus aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos en entidades bancarias por este hecho y el silencio de la entidad sobre ello.

Sabemos, por la memoria anual, que se han pagado indemnizaciones por despido por valor de 87 mil euros. Llama la atención que en tan corta vida ya se hayan producido despidos. Pero dentro del capítulo de personal no son las indemnizaciones lo más llamativo. La plantilla media durante 2013 fue de 126 empleados, de los que 11 eran personal de alta dirección, lo que nos permite concluir que el salario medio de los restantes 115 empleados fue de 85.000 euros, aproximadamente. Parece un poquito elevado. Y ello sin olvidar que el salario medio de los 11 miembros de la alta dirección fue de 246.000 euros, aproximadamente.

Y la plantilla de la SAREB, como por arte de magia sigue aumentando. Ya está por encima de los 200. Me cuesta trabajo creer que necesita tal número de empelados, recordemos que la gestión de venta de los activos se la encomiendan a las entidades financieras que eran sus propietarios.

Por cierto, 15 consejeros, más de 200 empleados, 38 millones de euros durante 2013 en profesionales independientes ¿Y nadie se ha dado cuenta de que el estado financiero que se incluye en las páginas 126 y 127 del Informe Anual se denomina Estado de Flujos de Efectivo y no Cuenta de Pérdidas y Ganancias?, ¿Cuántos más errores podríamos encontrar si dispusiéramos de información?

Hay más cuestiones que llaman mi atención, el importante volumen de IVA no deducible reconocido como gasto del ejercicio, la oscura operación, por su alambicada descripción, relativa al FAB Teide 2013, descrita en la página 146, y la lentitud en ejecutar operaciones ¿hay temor a materializar pérdidas?

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Un comentario en “404 not found

  1. Jacinto Moral

    Por experiencia propia y de algún amigo mío, resulta que cuando consultas a los que comercializan sobre alguno de estos inmuebles, o nadie sabe, o nadie devuelve la llamada o te contestan «está en malas condiciones y no vale la pena verlo»… Y las entidades siguen comercializando sus solares, inmuebles y promociones no cedidas a la Sareb, no??

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.