cabemos todos

Es una tradición de Madrid, de la ciudadanía, que cabemos todos, a pesar de que muchos quieren olvidarlo y, a veces, parece que quisieran negarlo y borrarlo de los genes de los habitantes de la ciudad.

Madrid, ya se lo advertí, es una ciudad abierta que, con frecuencia, provoca sonrisas, melancolía, afecto. Y también da rienda suelta a lo entrañable.

Vaya por delante que no soy nacionalista, ni nada que se le parezca, pero respeto a los que lo son, incluso a los nacionalistas españoles. Me considero europeo, algo que algunos líderes nacionalistas dicen que no existe.

Pero todo ello no quita para que en ocasiones me pregunte, ¿escenas como esta se darían con normalidad en otras ciudades? Recuerdo a los lectores que el que les escribe ha vivido en otras ciudades de España. Puedo citar a ciudades de Catalunya, de Canarias, de Galiza, de La Rioja y de otras comunidades autónomas.

Fíjense en el ciudadano de la fotografía, que no es natural de España, con la camiseta del Fútbol Club Barcelona, en concreto su segunda equipación, que replica la bandera de Catalunya. Y circula con total naturalidad por una calle de Madrid, como debe de ser.

camiseta2Quizá su naturalidad al circular se debe a que, a lo mejor sin saberlo, iba por la Avenida Ciudad de Barcelona. Vía importante, por antigüedad y concentradora de contenidos, de Madrid.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en calificar este contenido.

Un comentario en “cabemos todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.