dinero gratis

Si te gusta, comparte...

cuéntame una historia, abuela.
Siglos ha, que con gran saña,
por esa negra montaña
asomó un Emperador.
Era francés, …

¿Recuerdan el poema épico que nos hablaba del personaje Bernardo del Carpio? Les aviso, por si no lo sabían, que Bernardo, Roncesvalles, durandal y otros elementos del poema no guardan relación alguna con la realidad. Pero así habían pretendido escribir algunos la historia, hasta que los sabios investigadores han desecho los equívocos. Pero a pesar de no ser real, suena bien y lo vamos a aprovechar para, una vez reescrito, referirnos a otras historias más recientes, estas sí auténticas, pero que nunca debieron serlo.

Años ha, que con gran visión,
por las pantallas de televisión
apareció el amo del BCE.
Era francés, su soberbia
nos marcaba con denuedo;
verbo oscuro, aspecto macilento
y sumiso ante el teutón.

Seguro que saben que el Banco Central Europeo (BCE), en una decisión muy atrevida, el jueves 5 de septiembre decidió fijar el tipo de interés oficial en el 0,05%. Es decir, gratis. Dinero gratis. Y además ha anunciado que va a efectuar una recompra de activos para inyectar dinero en el sistema financiero, sin cuantificar oficialmente, aunque una agencia de noticias económicas, Reuters, ya había adelantado que será un programa de 500.000 millones de euros, han leído bien, el equivalente al 50% del PIB (producto interior bruto) español. ¡Casí ná!, de golpe y porrazo. En dos días vamos a hacer lo que otros (EEUU y Reino Unido) llevan aplicando desde hace 6 años. Ahora queremos ir más lejos que nadie. Como en Japón, ¿Por qué?.

¿Se imaginan que hubiera ocurrido en Europa, en la Unión Monetaria (UM) y, especialmente, en España, si estas medidas se hubieran adoptado con anterioridad?

¿Se imaginan que hubiera ocurrido en España si, en el año 2011 el ínclito Jean-Claude Trichet no hubiera subido los tipos de interés?, sí subido. En el artículo del diario El País que les he enlazado, vuelvo a hacerlo, aparece un gráfico muy interesante que este periódico actualiza con las decisiones del BCE. Pueden ver las subidas del tipo de interés en 2011, y las bajadas que debió ir acordando desde finales de 2011, dos veces en la parte final del año, una vez en 2012, dos veces más en 2013 y dos más en 2014.

¿A la vista de esta evolución, en menos de tres años, alguien puede dudar que la política monetaria seguida en la UM era errónea? Dejemos ya de hablar de desinflación o inflación negativa, estamos en deflación. En España llevamos dos meses consecutivos con el IPC (índice de precios de consumo) en tasas negativas.

Observen en el gráfico del diario El País que desde finales de 2008 o principios de 2009 los tipos de interés, especialmente reducidos, de EEUU y Reino Unido se han mantenido constantes. Mientras tanto, su política monetaria se ha basado en la inyección de dinero en el sistema mediante la compra de deuda y otros activos. Parece que en EEUU está dando resultados, lentamente si se quiere, pero da resultados; en el Reino Unido, también da resultados. Y no hay inflación alguna, ni se la espera.

En julio de 2012 el sucesor de Trichet, Mario Draghi, habló de que haría lo que hiciera falta para sostener el euro. Esa simple declaración, sin acompañamiento de medidas, bastó para iniciar el descenso de la prima de riesgo de la deuda española que se había situado por esas fechas por encima de los 600 puntos básicos. ¿Por qué se tardó tanto tiempo en hacer unas declaraciones semejantes que servían para desinflar los ataques continuados sobre la deuda pública de ciertos países, entre ellos el nuestro?

CNtrbase2000

Contabilidad Nacional Trimestral de España, 2007-2011. Base 2000. Datos corregidos de efectos estacionales y de calendario. Producto interior bruto a precios de mercado. Variación trimestral. Instituto Nacional de Estadística

Técnicamente en el 1º trimestre de 2010 España había salido de la recesión, llevaba dos trimestres de crecimiento positivo del PIB, como puede verse en el gráfico obtenido del INE (Instituto Nacional de Estadística), ¿Qué hubiera ocurrido si en aquél momento el BCE hubiera bajado el tipo de interés al 0,50%, como el Reino Unido, y hubiera decidido iniciar un programa de compra de activos como el que se anuncia ahora?

Los cuentos, siempre nos engañan con cuentos, ¿será que esa inacción del BCE era para obligar a hacer ciertas reformas que, visto lo visto, solo han servido para empobrecer al país y no para crecer? Porque las reformas verdaderas, en la universidad, en competencia, en la energía, en la independencia de los reguladores, no se han iniciado. Les dejo con esta canción, que algunos recordarán con nostalgia.

PS: Para aquellos que quieran saber algo más sobre Ventura Ruiz Aguilera, supuesto autor del poema sobre Bernardo del Carpio, aquí les dejo esta referencia que encontré en Internet.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.