hace falta actividad

Si te gusta, comparte...

Empezaré por decir algo que podría llevar a muchas personas a pensar que afloran en mí síntomas de alteración mental. Sin negar que lo anterior sea posible, España no tiene un problema de paro, España tiene un problema de empleo. ¿En qué me baso para afirmar esto?, muy sencillo. Existe un problema de paro o desempleo cuando se produce una caída en el empleo porque ciertos sectores han reducido su nivel de actividad, pero podrán regresar a los anteriores niveles en más o menos plazo de tiempo. Existe un problema de empleo cuando no hay actividad a la que pueda dedicarse un número importante de personas en edad laboral, porque los sectores en que trabajaban no tienen expectativas de volver a niveles anteriores. En ocasiones ello es debido a crisis tecnológicas.

Parece ser que ya es generalizada la aceptación de que los niveles de construcción de viviendas, alcanzados en los primeros siete años del siglo XXI, no volverán. Digo parece ser porque todavía hay quien promueve, para salir de la crisis, la formación en albañilería e incluso la Presidenta de la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), también conocida como banco malo, haciendo gala de no conocer los objetivos fundacionales de su entidad, nos decía hace poco que este año se van a volcar en la construcción de pisos. Todo ello significa que una parte de la población laboral dedicada a la actividad de construcción, ya sea directa o indirectamente, no recuperará su empleo anterior. Adicionalmente también se verán afectadas las industrias vinculadas a la construcción, como son las de saneamientos, muebles, cerramientos, etc.

FuentePodríamos decir que esta es la situación por la parte media-baja de la tabla profesional, pero es que por la parte media-alta y alta nos encontramos en una situación idéntica. Las personas con altos niveles de formación no encuentran empleos en los que puedan desarrollar sus estudios. Estamos siendo testigos de una importante emigración de ciudadanos jóvenes y bien formados. La verdad es que España ha resuelto su tradicional problema de empleo con la emigración, casi a lo largo de toda su historia, pero eso es, y nunca mejor dicho, otra historia.

No es malo emigrar y salir fuera para adquirir experiencia en otros países, en contacto con otras culturas, a veces parece que tuviéramos temor a contaminarnos. Lo grave, lo tremendamente grave es que esas personas emigran porque el país que ha dedicado recursos para formarlas, no tiene donde emplearlas. Porque esa emigración no refleja una opción personal, refleja un fracaso de país. Y en ese fracaso de país también están incluidas las empresas, que a veces parece que no formaran parte del país. Hace poco escuché decir al embajador de Alemania en España que en Alemania los empresarios son un grupo de ciudadanos muy valorado por sus conciudadanos, ¿podríamos decir lo mismo en España de nuestros empresarios?

Edificio en construcciónEn estos momentos, luego habrá otras oportunidades, la creación de empleo está vinculada al ahorro de costes. Y sí, se puede crear empleo, con recuperación de la inversión necesaria a medio plazo como consecuencia de la reducción de costes. Lo que hace falta es voluntad política, voluntad empresarial y, permítanme el término, voluntad laboral. Debemos empezar a tener voluntad de país para resolver el grave problema de desempleo que oprime a nuestra sociedad como una prensa asfixiante. Los canarios, que sufren como nadie en este país la desolación laboral, saben bien de lo que hablo si digo que el paro es como “una panza de burro” meteorológica.

En estos momentos hay que generar empleo que permita proporcionar actividad a aquellos que no disponen de formación para migrar a otras ocupaciones, mientras se produce el cambio de modelo económico en el país, que no pasa por dedicar exabruptos a aquellos que sufren en la penumbra.

En estos momentos hay posibilidades de aportar actividad. Mejora de la eficiencia energética de nuestras edificaciones, de las públicas y de las privadas. Mejora en el suministro y distribución de aguas reduciendo las fugas. Mejora en el aprovechamiento de la biomasa que se genera en los bosques. ¿Les parece poco? Hablaremos de ello más adelante para ir desgranando en detalle estas y otras propuestas.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

3 comentarios en “hace falta actividad

  1. Pingback: exportar, ¿qué? | real de a ocho

  2. Pingback: emprendimiento | real de a ocho

  3. Juan

    Como te comente en el correo me parece excelente este articulo y espero que sigas
    Me gustaría conocer tu opinión sobre la burbuja que se esta formando en torno al emprendimiento

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.