merece la pena

Aunque alguien piense que hablar de lo que no guarda relación directa con la economía pueda resultar disonante en un blog como éste, hay que hacerlo. Es fácil dudar sobre la oportunidad de escribir de algunas cuestiones al llegar determinados momentos. Te entra la duda sobre lo oportuno de referir ciertos hechos ya pasados, cuyo recuerdo pueden causar dolor.

Tren de cercanías desde la calle Téllez

Tren de cercanías desde la calle Téllez

Dolor a los que sufren en silencio la ausencia de seres queridos, dolor a los que han visto afectadas su mente o su cuerpo, dolor a los que se abalanzaron a ayudar sin pensar en las consecuencias, dolor a los que vieron el horror sin poder impedirlo, dolor a los que se vieron paralizados por la sinrazón.

Antes de escribir estas líneas quizá les debería de haber consultado a todos ellos, pero fueron y son tantos que me resultaba imposible.

Pero, desde luego, a nadie más debo dar explicaciones por recordar a los que sufrieron, lejos de casa, cerca de casa y a la espalda de casa. Y sí, merece la pena recordar. Fue algo tan abrumador que, al menos yo, necesito expresar mi sentimiento de profunda desazón por algo que, aún hoy, no termino de digerir. Comprender, jamás.

Recuerdos en la reja que hay en la calle Téllez

Recuerdos en la reja que hay en la calle Téllez

Como tampoco he de comprender a los que se resisten a hablar de aquello con sentimiento y acaso les moleste mi recuerdo. Como no comprenderé a los que se situaron en la iniquidad de la negación y se mantienen en una especie de duda atroz. Como tampoco seré yo el que explique el objeto de atormentar a los dolientes con frases y gestos de alimañas.

Y sí, merece la pena recordar y hacerlo público. Y ofrecer afecto, aliento y consuelo a todos los que saben a lo que me refiero.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en calificar este contenido.

Un comentario en “merece la pena

  1. VICTORIA GARCÍA YAGÜE

    «MERECE LA PENA». Creo que no es necesario plantearse el tema de la oportunidad porque es mucho más fuerte el recuerdo y el dolor. ¿Quién no se ha despertado pensando qué hacía yo un día como hoy hace 10 años?, pues estoy segura que también se habrá despertado la conciencia de aquellos a los que les cuesta afrontar la evidencia. Y quiero quedarme con lo positivo, para mí ganó la solidaridad y la justicia.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.