presupuestos (y 3)

Si te gusta, comparte...

No es fácil concentrar, en unas pocas páginas, la opinión que merecen los presupuestos generales del estado de un ejercicio, en este caso los de 2015. Recuerdo que el contenido que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas llevó al Presidente del Congreso de los Diputados ocupaba un espacio, en términos informáticos, de 141 megabytes. Una cantidad de información descomunal que sus señorías, diputados y senadores, deberán metabolizar en un breve periodo de tiempo para poder discutir estos presupuestos con conocimiento de causa.

Imaginen el nivel de detalle que nos ofrece la información presentada, que ya podemos saber que en el programa ‘Conservación y restauración de bienes culturales’, que desarrolla la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, para cubrir el concepto de Postales y mensajería dispone de 100,00 euros. No se rían, por favor, página 51 del documento que les señalo, aquí, ¿tendrán que mandar muchos documentos a lo largo del año?

Y con ese nivel de detalle, supongo que se hacen una idea del volumen de información que se maneja. Lo curioso del asunto es que luego no sabremos si, al final del periodo, se habrán gastado los presupuestados 100,00 euros, más o menos. Ni tan siquiera sabemos por qué alguien dijo que el presupuesto debe ser de 100,00 euros. Pasemos al otro lado, ese que podríamos llamar el reverso tenebroso de los presupuestos. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, a través de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local tiene previsto efectuar en 2015 unas aportaciones patrimoniales al Fondo de Liquidez Autonómico por importe de 21.000.000.000,00 de euros. Han leído bien, 21.000,0 millones de euros. Nadie nos explica a que comunidades autónomas y sorprende mucho que sea una cantidad tan ‘redonda’.

SombrasEste Fondo de Liquidez Autonómico, que repito va a recibir aportaciones por 21.000,0 millones de euros, parece ser que tiene unos objetivos tan ambiciosos, que han merecido una descripción de la que les dejo el acceso, aquí. Si consiguen explicarme cuanto se destinará a cada comunidad o ciudad autónoma y para qué tareas, les estaré sumamente agradecido. Ya ven, 100,00 euros para mensajería y 21.000,0 millones de euros para las comunidades autónomas para no sabemos qué.

Por cierto, las aportaciones patrimoniales previstas al Fondo de Liquidez Autonómico es una cifra superior a las estrictas prestaciones por desempleo que se prevé atender en 2015 y cuyo importe asciende a 18.025,0 millones de euros. ¿No nos merecemos los ciudadanos unas pequeñas explicaciones de por qué 21.000,0 millones de euros?, ¿por qué 21.000,0 millones y no 20.000,0 o 25.000,0 millones? Este famoso fondo, también conocido por sus siglas, FLA, acumula ya una aportación desde 2012 y hasta septiembre de 2014 de 58.000,0 millones de euros. Les acerco una noticia que explica muy bien lo que está pasando en 2014, aquí.

Pero no es posible dejar de acercarse a una de las estrellas luminosas de estos presupuestos, de la que no les voy a revelar aún el nombre. Aunque la presentación de una estrella hay que hacerla con el adecuado rigor y con la parafernalia propia de estos casos. Recordarán que, en la entrada anterior sobre los presupuestos, les hablaba de una política económica determinada, la energía, y les recordaba que España cuenta con una tarifa eléctrica que es la tercera más cara de Europa.

Los que me leen con asiduidad conocen mi aversión a las subvenciones, especialmente a empresas privadas; por lo que pueden significar de alteración del mercado. Pues bien, nada menos que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia tiene previsto transferir, durante 2015, a empresas privadas del sector eléctrico, a través de las oportunas transferencias de capital, la cantidad de 4.207,1 millones de euros, de acuerdo con la normativa aprobada por el actual parlamento y en concreto con lo dispuesto en las leyes 15/2012 y 24/2013. Las rúbricas hablan de medidas fiscales para la sostenibilidad energética y el extracoste de generación. Es un sistema perverso, el estado recauda impuestos sobre la electricidad que luego revierte al sector, ¿por qué de esta manera? Y, por curiosidad fíjense en lo siguiente, si entran a leer el texto de la disposición adicional segunda de la Ley 15/2012, de 27 de diciembre, descubrirán que ya se sabía que la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, tendría un artículo 13 que trataría de la sostenibilidad económica y financiera del sector eléctrico. Y con esta previsión legislativa, desde justo un año antes, ¿cómo es posible que se nos vayan los euros por el cable?

A estas alturas del juego uno se pregunta, quizá inocentemente, ¿a las empresas eléctricas que producen la tercera energía más cara de Europa hay que subvencionarlas con 4.207,1 millones de euros? Nuevamente me parece necesaria una explicación más detallada y menos citas a textos legales para su justificación. Porque el recibo de la luz de cada mes no nos habla nada de todo ello. Máxime cuando en este país se habla, y mucho, de personas en situación de pobreza energética, aquí.

Esta miniserie sobre los presupuestos pretende acercarles, con humor, a la complejidad de los mismos y a ciertas sorpresas que uno puede encontrar en ellos. Y aunque el espacio ha sido corto y no hemos visto nada más que una pequeñísima muestra, tiempo habrá de seguir descubriendo otros “ruidos” que hay entre las miles de páginas que componen los Presupuestos Generales del Estado. Podremos descubrir que hay una empresa de ‘Aguas de las cuencas de España, S.A.’ y otra de ‘Aguas de las cuencas mediterráneas, S.A.’, y ello es posible porque a lo mejor las cuencas mediterráneas que hay en España no son España, vaya usted a saber. Y no le busquen los tres pies al gato… hay quien ya los ha encontrado.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

2 comentarios en “presupuestos (y 3)

  1. Schwarzkopf

    Desconocía que hubiese una empresa que se llamase Aguas de las Cuencas de España y otra Aguas de las Cuencas Mediterráneas. Esta es la memez de las autonomías, sistema perverso que nos gobierna. La verdad es que es muy cómico.

    Contestar
  2. Schwarzkopf

    Mi enhorabuena por la serie. Me han parecido muy interesantes los 3 artículos dedicados a los Presupuestos Generales del «estado» Español, que conste que nunca me gustó la palabra estado, y el Sr. Montoro cada día que pasa me resulta más desagradable.

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.