trabajo

 

Unas breves líneas para comentar el resultado de la última Encuesta de Población Activa (EPA) del 1º trimestre de 2018, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que, según los expertos, es la mejor información sobre la situación del mercado laboral. En esta ocasión no se han producido grandes festejos con los datos conocidos, entre otras razones, amén de por la atención prestada por los medios a otros asuntos, porque no han sido buenos datos, más bien todo lo contrario. Se ha destruido empleo durante el trimestre, a pesar de que la semana santa ha coincidido con el mes de marzo y este acontecimiento turístico-festivo suele disparar las cifras de la contratación en el sector de los servicios, que, sin embargo, ha visto disminuir su nivel de ocupación en 110.500 personas en el periodo, algo inesperado.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

El empleo perdido lo ha sido entre los asalariados con contrato a tiempo completo. Mal dato para la temporalidad en el empleo, uno de los males de nuestro mercado de trabajo. Al tiempo se ha producido un significativo aumento del empleo en el sector público. Por segundo trimestre consecutivo la tasa anual de aumento del empleo en el sector público es mayor que la tasa de aumento en el sector privado. Este último dato no se compadece mucho con los reiterados y constantes comentarios que se vierten en los medios sobre el exceso que tiene este país en el número de empleados públicos y no será por lo que afecta a los servicios de la administración tributaria o al número de jueces. Dos datos bien elocuentes sobre la insuficiencia de las plantillas de empleados del sector público.

Las dos únicas comunidades autónomas en las que ha aumentado la ocupación en este trimestre han sido Madrid y Canarias, destacando el descenso sufrido en Baleares, Murcia, Castilla-La Mancha y Valencia. ¿Quiere ello decir que el ciclo expansivo generado por el turismo ha tocado fin? Habrá que esperar a conocer las cifras de la estadística sobre Coyuntura Turística Hotelera del mes de abril para opinar porque la semana santa en el año 2017 cayó en el mes de abril y por eso no se puede dar por definitivo el aumento registrado en marzo de 2018. Quizá este descenso del empleo venga motivado por la ralentización en el crecimiento del comercio minorista en este último trimestre.

En todo caso el dato del empleo en el 1º trimestre de 2018 no ha sido bueno y la variación experimentada con relación al trimestre anterior es, para un primer trimestre, la peor de los últimos 4 años. Tan es así que el número de hogares con todos sus miembros en paro ha vuelto a aumentar.

En cualquier caso, feliz día del trabajo.

Escrito por Pedro Luis Egea Vega

Pedro Luis Egea Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *